DENTRO DE MI MALETA

Ya estoy de vuelta, con 30 kilos de maleta a cuestas y un jet lag que se ha encariñado conmigo. Pero mi equipaje no está sólo lleno de ropa, zapatos, compras y productos que resultan caros o difíciles de encontrar aquí. En la maleta traigo prisas, fiesta, comidas,  meriendas, cenas, visitas, puesta al día, reuniones con todos los amigos posibles, un viaje relámpago, médicos, novedades, euforia, alegría, decepción, risas, lágrimas, esperanza, promesas, angustia, felicidad, reencuentros, olvidos, preparativos, papeleo, llamadas, pasado, futuro, despedidas, agotamiento, energía, aire fresco, primavera, tristeza, vuelta al hogar y toneladas de amor.

IMG_1690

Han sido días para disfrutar al máximo de familia y amigos, tanto como hemos dado de sí el tiempo y las ganas. Me ha faltado gente por ver y a otra quizás no la encuentre de nuevo. Pero es una maravilla descubrir que el tiempo, con las personas a las que quieres y te quieren, espera. Sientes que la vida se reanuda casi donde la dejaste, con los mismos sentimientos e idénticos afectos. Esta distancia te permite descubrir las amistades que merecen la pena, esas que se fortalecen con los años y  los kilómetros, la que aflora con el cariño inesperado de gente que me echa más de menos de lo que imaginaba, los que me descubren a través de las palabras que vuelco aquí, en este rincón virtual de emociones. Y se agradece tanto todo ese amor.

Siento que, sin embargo, a la familia le he dedicado algo menos de tiempo del deseado. Me he aprovechado de su amor incondicional para cubrir todos los frentes abiertos, sacrificando el espacio que merecen en mi vida. Pero he aspirado a la calidad en esos momentos juntos, intentando grabar sus caras, su piel, sus abrazos y su trascendencia en mí, para venirme con la sensación de tenerles más cerca que nunca.

IMG_1858

Me he quedado afónica de hablar, de contar cómo me siento, de cantar a grito pelado canciones de siempre, de reír y de llorar. He aprovechado para degustar esas comidas que tanto echo de menos, platos caseros, raciones, verduras y delicias que conforman nuestra esencia desde la más tierna infancia. He vuelto a conducir por las calles de Madrid y por la M-30, a leer el “¡Hola!” en la peluquería, a visitar mi antigua oficina y saludar a mis compañeros, a dejarme iluminar por la luz de la ciudad y su cielo, a pisar ese santuario de las compras que es El Corte Inglés y a rebuscar por los pasillos de Carrefour. He tomado copas en vaso de tubo sin medida de alcohol, gin tonics aderezados como ensaladas y vinos que excitan el paladar sin dañar el bolsillo. He tenido la oportunidad de despedirme de un amigo que espero encontrar en otra vida, si no antes. En fin, he aprovechado todo lo posible cada minuto en mi tierra.

Una maravilla volver a casa, que la pequeña Miss Sunshine despliegue su alegría acompañada por tíos, primos y abuelos, y que mi querido Mr. Good y yo tengamos nuestros momentos de noviazgo en París, en Madrid o en la luna.

¡Hasta la vista, mis queridos todos!

Anuncios

Un pensamiento en “DENTRO DE MI MALETA

  1. Nos ha sabido a poco, pero mejor eso que nada, pudimos secuestraros a mi gitana y que pudierais disfrutar unos días como novios, todo llega y todo pasa, sólo que lo bueno pasa demasiado rápido. Os seguiremos echando de menos, se os quiere demasiado.😘😘😘🐶

    Le gusta a 1 persona

Si te ha gustado, deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s