EL TIEMPO DE LA NAVIDAD

Las calles están llenas de gente cargada de bolsas y caminando deprisa. Nadie se para a mirar lo bonito que está todo con las luces de Navidad. En el cole todo son prisas también, preparando la decoración y el festival antes de las vacaciones: un villancico de Hawai, una canción en mandarín y un dulce típico del país de cada uno. Yo voy a llevar roscón de Reyes.

35AD0BD7-558A-410B-B773-CF5AC916CB27

Mamá está ocupada escribiendo tarjetas. Ven, firma aquí, haz un dibujo para los abuelos, para los tíos, para los primos… me tiene aburrida. Este año no les vemos y les enviamos un poquito de Navidad en un sobre. Mamá se pone triste, pero yo le digo que va a tener muchos regalos porque es la mejor mamá del mundo. Sonríe y me abraza muy fuerte.

Papá también está con mucho trabajo porque dice que tiene que dejarlo todo listo antes de irnos de vacaciones. No sé qué tiene que hacer en la oficina, pero cuando vuelve a casa parece muy preocupado, subiendo y bajando del trastero todas las tardes. Quizás es que no encuentra las maletas, pero no me deja ayudarle.

Este año nos vamos los tres solos a la playa. Va a ser muy divertido, porque vamos en avión y porque allí habrá muchos niños para jugar. Pero mamá no sonríe. Me acaricia el pelo y dice que tengo mucha suerte por pasar unas Navidades tan divertidas al sol, que cuando ella era pequeña había nieve y las celebraban en casa calentitos, con toda la familia alrededor del árbol. Dice que eran mágicas.

No sé qué forma tiene la Navidad, ni si tiene que haber luces y adornos para que lo parezca, pero para mí es Navidad si me despierto sin prisa con los besos de mamá, si papá me lee un cuento despacio y si me lleva en hombros cuando vamos los tres de paseo. Por eso este año le he pedido a los Reyes Magos que sea Navidad todo el año. Porque si son mágicas entonces estaremos con la familia y habrá nieve y playa a la vez. Tendremos regalos envueltos en besos todos los días, un árbol con corazones por cada uno de los que queremos, luces de colores en las calles y tiempo para jugar todos juntos con los Lego. Y mamá no dejará de sonreír.

 

Anuncios