SUSPIROS DE ESPAÑA

“¿Cuándo os independizasteis vosotros?”, pregunta un incauto singapurense que asiste a la recepción de la embajada de España con motivo de la celebración de nuestra fiesta nacional. A ver cómo le explicas lo de la Virgen del Pilar, la Hispanidad y, sobre todo, que tú eres del bando contrario, de los que colonizaban (no voy a entrar a discutir lo que ocurrió hace más de quinientos años). Es lo que tiene que éste sea un país joven, aunque sobradamente preparado.

vivaespana

Como cada año, la embajada de España organiza una recepción para todos los que vivimos por aquí. Y ésta ha sido mi primera vez. Allá que me voy toda mona, esperando algo parecido a lo de los antiguos anuncios de Ferrero Rocher, para hacer un poquito de patria y celebrarlo junto a otros españoles expatriados. La cosa es más sencilla: un salón, muchos compatriotas, unos cuantos locales y unas palabras del embajador alabando la buena relación con Singapur. Coincides con amigos, con algún conocido, te presentan nuevas caras e inicias las conversaciones típicas del hace cuánto estás aquí y a qué te dedicas. Un poquito de networking social y cultural, mientras  pasas un rato agradable degustando vino de la tierra, paella (sin chorizo ni otras invenciones), gazpacho (con toque local), cochinillo y jamón. ¡Bendito jamón! Hay que ver lo que une y emociona esta delicia porcina. Veganos y musulmanes se olvidan de sus creencias ante la presencia de una buena pata ibérica. Y eso que aquí, más que cortarla, la han descuartizado. Pero bueno, sigue siendo jamón, y junto al aceite de oliva, son tesoros que se veneran por estos lares.

fullsizerender

Parece increíble, pero te sale la vena patriótica cuando estás fuera de España, con lo poco que ejercemos los españoles. Te emociona ver cómo luce nuestra bandera en corbatas, tirantes y pulseras, echas de menos un pasodoble o algún otro símbolo cañí y se te pone la piel de gallina cuando escuchas el himno nacional al otro lado del mundo. De pronto te sientes parte de ese interminable país en funciones, y olvidas la vergüenza que a veces produce que nos asocien con corruptelas diversas o con representaciones tan manidas como el flamenco, el fútbol o los toros. Se olvidan las diferencias políticas y culturales, compartimos lengua y tradiciones, y todos, de algún modo, sentimos morriña del lugar donde nacimos. Vamos, que en plena exaltación, no sería de extrañar que hubiésemos terminado coreando el “Y viva España” del gran Manolo Escobar. ¡Va por ustedes!

Anuncios

Un pensamiento en “SUSPIROS DE ESPAÑA

  1. jajaja qué cierto amiga! yo ya estoy de nuevo en nuestra tierra y obviamente ya no siento ese patriotismo que muy ciertamente como dices, te cala en los huesos cuando estás a tantos miles de kilometros… así que recuerdos desde España!!

    Le gusta a 1 persona

Si te ha gustado, deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s