CALOR DE NAVIDAD

Calor de Navidad no sé, porque este año va a ser todo muy distinto. Pero calor en Navidad, lo vamos a tener seguro, porque van a ser las primeras fiestas que no paso con toda mi familia, en casa de mis padres, con frío de invierno y calor de hogar. Este año nos quedamos por aquí, aunque parte de la familia nos acompañará. Así que empiezo a ver estas fechas de otro modo, intentando recrear algo del espíritu navideño con 30º de temperatura en la calle.

IMG_0645

Como inicio de los preparativos, llevo ya cuatro puntos de  sutura en un dedo con esto de decorar el árbol. Y es que la creatividad me ha abducido y me he entregado al DIY (do it yourself). Debe ser que han hecho mella en mí los mensajes espirituales y apocalípticos que despliegan en una iglesia baptista que tenemos frente a casa, y en vez de lanzarme a las calles a comprar, me ha dado por hacer de todo con estas manitas. No hago más que imaginar cómo será el departamento de marketing y publicidad de la congregación. ¡Joyas tienen que salir de esas reuniones! Tienen mucho trabajo por delante con el consumismo salvaje que inunda  las avenidas comerciales.

Esta ciudad es un delirio de adornos navideños desde principios de noviembre. Se vuelven locos, de verdad. Hacen concursos a ver quién tiene el escaparate más bonito o la decoración más impresionante, y claro, empiezan a mezclar de todo: nieve, hadas, renos, unicornios, guirnaldas, arco iris, campanas, árboles, bastones, lo que sea. Tenemos sobredosis de luz y color allá donde vayamos. ¡Ni el alumbrado del Real en plena Feria de Abril! Aquí todo lo que sea una fiesta les encanta y lo disfrutan como niños, vengan de donde vengan. Que según llegue enero empiezan con el Año Nuevo Chino y enseguida San Valentín. Ríete tú de las promociones de El Corte Inglés…IMG_0643

Intento entrar un poco en ambiente, porque no me acostumbro a celebrar la Navidad en nuestro perpetuo verano, y se me rompen los esquemas: llevamos a mi pequeña Miss Sunshine en tirantes a ver a Papá Noel; disfrutamos de una nevada artificial en traje de baño; compramos aletas y gafas de bucear como regalo o cambiamos el turrón de Jijona por un helado de pandan. A pesar de todo las tradiciones se mantienen, y tenemos villancicos, aunque sean en inglés y sin zambomba, y las uvas van a viajar en lata desde España. Va a ser más difícil encontrar un cordero o una pava como los que prepara mi madre, eso ya es mucho pedir.

IMG_0374

De todos modos, nosotros vamos a huir un poco de esta vorágine y pasaremos unas fiestas de playa y turismo, echando de menos a los que no tenemos cerca y añorando los sabores de la Navidad tradicional, pero es que mi querido Mr. Good se merece un buen descanso y esta es la única forma de conseguirlo. A ver si Papá Noel no se despista con tanto cambio y consigue hacernos llegar todos los regalos que hemos pedido, que este año nos hemos portado muy bien.

Os deseo a todos una Navidad muy entrañable con vuestras familias, disfrutando de los que tenéis cerca y recordando a los que no están ya. Nos seguimos contando a la vuelta de las vacaciones en 2016, que espero sea otro año lleno de amor, salud, felicidad, trabajo y algo más de cercanía. Ya podéis empezar a planear una visita a Singapur, ¡os esperamos!

Anuncios

6 pensamientos en “CALOR DE NAVIDAD

  1. Que pases una Feliz y calida Navidad con la peque y Mr. Good!! Es un placer leer todo lo que escribes, para saber ti, de vosotros, de como es aquello, de tu experiencia por alli… Un beso y abrazo grande Navideño!!!

    Le gusta a 1 persona

Si te ha gustado, deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s